Reino Unido quiere acabar con la burbuja de precios construyendo más casas en los próximos años


El Gobierno británico de Theresa May ha dado mayor potestad a los gobiernos locales, sobre todo en Inglaterra, para aumentar la edificación de nuevas casas, como medida para frenar el incremento del precio de la vivienda en las principales ciudades. La cámara de los Lores afirma que Reino Unido necesita 300.000 viviendas nuevas al año para aguantar el ritmo de la demanda en el país. Los precios de la vivienda en Reino Unido se están convirtiendo en un problema grave para la sociedad. El precio medio de la vivienda en Londres es ocho veces los ingresos medios anuales de un hogar. Además, más de dos millones de familias tienen que dedicar un tercio o más de su renta disponible para pagar una hipoteca o alquiler, según datos recogidos por Bloomberg. Por otro lado, la cámara de los Lores británicos, algo así como el Senado en España, confirmó en un informe que se necesitan unas 300.000 viviendas nuevas al año para sostener el ritmo de la demanda. Sin embargo, en los últimos doce meses sólo se han construido unas 168.000 viviendas en el país. Para luchar contra este problema, el Gobierno británico ha dado facultades a las autoridades locales para obligar a las promotoras a acelerar la construcción de los lotes de viviendas una vez que el Ayuntamiento de turno haya concedido el permiso de obra necesario. "Si los precios continúan disparándose, si no actuamos ahora, toda una generación podría quedarse atrás", afirmó ante los medios Sajid Javid, secretario de Estado para Comunidades y Gobierno Local.

Ver fuente